Abene
Cuidado del Cerdo Vietnamita y Mini Pig
Los cerditos son animalitos muy cariñosos y así como cualquier mascota, necesitan de cuidados básicos para ser felices y tener una buena calidad de vida.
Alimentación
En el mercado existen alimento específicos para el cerdo vietnamita y es que este mamífero no debe consumir bajo ningún concepto comida para perros o gatos.

La mejor opción es CERDO VIETNAMITA de Abene ya que es una alimento completo y balanceado diseñado para Cerdo Vietnamitas y mini pigs en sus diferentes fases del ciclo de vida, iniciación, crecimiento, reproducción y mantenimiento. Provee el alimento a tu mascota a libre acceso.

Además de pellets puedes ofrecerle lechuga, lombrices, repollo, apio, zanahorias, o pastos verdes de tu misma finca. Eso sí, siempre moderando las cantidades para no fomentar la obesidad. También puedes darle, aunque de manera moderada, frutas, maíz, papas y similares, tomates o espinacas. Nunca le des de comer chocolate, azúcar en general y alcohol.

Búscale una zona específica para comer como puede ser una terraza o un patio y utiliza cuencos grandes y profundos para que no tenga dificultades para comer. Evita utilizar platos que se puedan romper.

Alojamiento
Al igual que otra mascota, el cerdo vietnamita necesita un espacio personal para dormir y descansar cuando le apetezca. Dependiendo de tu casa te ofrecemos dos posibilidades:

• Aloja al cerdo vietnamita en una habitación. Esta debe ser de tamaño pequeño y con un suelo no resbaladizo que sea fácil de limpiar y mantener.

• Si tienes espacio en el exterior puedes crearle en una cuadra o una caseta, eso sí, siempre resguardada del frío. Esta opción es muy indicada ya que si en alguna ocasión tenemos que dejarle en una residencia para mascotas estará más acostumbrado a permanecer en un recinto cerrado.

En su residencia, el cerdo debe disponer de un espacio seguro donde no pueda hacerse daño ni correr peligro alguno royendo cables o ingiriendo algún objeto.

Proporciónale una cama cómoda y confortable para dormir, puedes comprar una cama normal y corriente para perro o elaborar tu mismo una a partir de un colchón. Todas las opciones son válidas para hacer feliz a tu cerdo vietnamita.

En su juventud el cerdo vietnamita se desplaza sin problema por escaleras y entornos distintos, al crecer y aumentar de peso la realidad es distinta y realizar estas acciones le va a costar trabajo. Por ese motivo en tu hogar es importante que cuentes con rampas para facilitarle el paso así como puertas de entrada y salida del hogar para cuando necesite defecar.

Es importante que prevengas una situación de riesgo y para ello deberás esconder cables, objetos peligrosos, objetos puntiagudos, tapar basuras, vallar la piscina y vigilar el acceso a la despensa de tu casa. Toda medida es poca para este voraz e inteligente mamífero.

Higiene
Los cerditos enanos vietnamitas no huelen como los cerdos de granja porque no tienen contacto con sus heces ni viven en entornos sucios. De todas formas es muy recomendable que bañes a tu peludo amigo una vez cada tres o cuatro meses. En las tiendas de complementos de mascotas encontrarás productos de higiene especiales para el PH de su piel.
Comportamiento
Tu cerdito enano vietnamita es una mascota a la que le encanta jugar, pero hay una postura que odia: estar boca arriba. Si obligas al animalito a exponer su vientre, se sentirá tremendamente vulnerable y amenazado. Así que… a jugar con las cuatro patas en el suelo.

Si has decidido que tu mascota perfecta es un cerdo enano vietnamita, tienes que darle el mismo cariño que si hubieras adoptado un perro, un gato o un caballo. A tu exótico amigo le encanta que le acaricien, que jueguen con él, que le saquen de paseo… en resumen: que le mimen como a un miembro más de la familia.

Enfermedades
Como cualquier animal, estas simpáticas mascotas también son susceptibles de contraer múltiples enfermedades, si sospechas que tu mascota tiene alguna enfermedad llévalo de inmediato con tu veterinario experto en exóticos de confianza.

Rinitis atrófica
Es una enfermedad común en el género porcino que está causada por una bacteria que coloniza la mucosa nasal, adhiriéndose a las paredes de la misma, donde se multiplica hasta producir una toxina que causará inflamación y degeneración en la pared de las fosas nasales.

Se trata de una patología que afecta a los cerdos en la fase de destete, los cuáles la manifiestan a través de los siguientes síntomas:

• Estornudos y resoplidos

• Secreción nasal purulenta o sanguinolenta

• Fiebre leve

• Disminución de la ingesta de comida

Enfermedad de Aujeszky

Es otra de las enfermedades más comunes de los cerdos vietnamitas, en este caso su naturaleza es vírica y está causada por el grupo de los Alphaherpesvirus.

Puede afectar a cerdos adultos y jóvenes, aunque en el caso de los cerdos jóvenes esta enfermedad resulta letal, siendo la tasa de mortalidad del 100 % cuando el animal aún no ha alcanzado las dos semanas de vida.

Se manifiesta a través de los siguientes síntomas:

• Aborto en las cerdas gestantes
• Inflamación del encéfalo en lechones
• Convulsiones
• Caídas y pérdida del equilibrio
• Fiebre
• Pérdida del apetito
• Vómitos
• Temblores
• Tos

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza a través de la detección del virus por técnicas de laboratorio o bien a través de un análisis serológico que demuestre la presencia de anticuerpos específicos contra este patógeno.

En este caso el mejor tratamiento es la prevención, ya que las vacunas que contienen el virus inactivado han demostrado ser efectivas para controlar la infección.

Infección por Escherichia Coli

Los cerdos son susceptibles a ser infectados por la bacteria Escherichia Coli, la cual también puede afectar a humanos.

Se trata de una bacteria que posee en su estructura fimbrias, que podríamos definir como una especie de ganchos que facilitan que ésta pueda adherirse a diversos tejidos en el organismo del cerdo, causando una infección que puede ser intestinal o bien que puede afectar a otros tejidos, como las paredes de la vejiga urinaria.

Según el área afectada por Escherichia Coli, el cerdo podrá manifestar unos síntomas u otros, tales como los siguientes:

• Diarrea en lechones lactantes
• Diarrea tras el destete
• Edemas bajo la piel
• Pérdida del apetito
• Apatía
• Inflamación de las mamas
• Deshidratación

El diagnóstico de esta enfermedad se realiza a través de los signos clínicos que se observan en el animal, aunque determinar el pH de las heces puede ayudar a confirmar la presencia de esta bacteria.

Pleuroneumonía porcina
La pleuroneumonía porcina es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Actinobacillus Pleuropneumoniae por lo que puede afectar al cerdo vietnamita si éste se encuentra cerca del ganado porcino.

Es una enfermedad que si bien puede cronificarse, también puede progresar rápidamente, lo que causaría en poco tiempo la muerte del animal. La podemos observar a través de los siguientes síntomas:

• Dificultad para respirar
• Respiración bucal
• Tos
• Asfixia
• Depresión
• Pérdida del apetito
• Vómito
• Fiebre
• Cianosis en el hocico (coloración azul)

El diagnóstico de la pleuroneumonía porcina en cerdos vietnamitas generalmente se realiza a través de un análisis serológico que muestre anticuerpos específicos contra esta bacteria.

Ante cualquier problema de salud, no lo dudes acude al veterinario experto en exóticos. Internet está repleto de consejos e información sobre enfermedades, pero lo cierto es que solo el veterinario puede emitir un diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Made on
Tilda