Abene
Cuidado de las Tortugas Acuáticas
Si tienes una tortuga acuática como mascota, te contamos todo lo que necesitas saber para cuidarla y poder darle una excelente calidad de vida
Alimentación
Son en general animales omnívoros, es decir, comen carne, pescado y vegetales. Lo ideal es que la dieta sea lo mas balanceada y variada posible, para que tengan todas las vitaminas y nutrientes posibles, para su mejor desarrollo. (Decimos en general, ya que es así, pero hay especies que son más carnívoras y otras más herbívoras que otras, sobre todo de pequeñas)

El alimento BASE debe ser un pienso especial para tortugas. TORTUFEED PARA TORTUGAS ACUATICAS es el alimento perfecto, ya que es específico para ellas (No debe usarse pienso para peces de acuario, perros u otras mascotas), es un alimento balanceado y completo que viene en dos presentaciones:

Tortufeed acuático crecimiento para tortugas recién nacidas a jóvenes, hasta un tamaño de 7 a 8 cms de longitud. Se recomienda darles 5 microcroquetas por tortuga 3 veces al día, incrementando la dosis según el tamaño de la tortuga y quitar el alimento sobrante.

Tortufeed acuático adulto para tortugas adultas desde jóvenes a adultas o partir de que tengan 8 cms de longitud. Dar 10 microcroquetas por tortuga 3 veces al día incrementando la dosis según el tamaño de la tortuga. Quitar el alimento sobrante.

La comida o alimento vivo también es importante, ya que estimulan a la tortuga y sus sentidos, y podrían ser Grillos que Constituyen un alimento completo y nutritivo que puede proporcionarse de manera regular,o escarabajos, que son un alimento completo. Sin embargo pueden ser muy agresivos, por lo que no se recomienda darlo a tortugas jóvenes y peces de agua dulce.

Como alimento Complementario a la dieta BASE que acabamos de describir, tenemos las lombrices de tierra, los caracoles, la fruta de las que son buenas opciones las frutas de pulpa blanda como manzana, pera, melón, sandía, higos, plátanos, moras, pero de las que se excluyen las frutas cítricas, como la naranja.

Los vegetales son también un buen complemento, tendríamos la lechuga, zanahoria, el pepino y no olvidarnos de las plantas acuáticas, de las cuales son también un buen complemento ya que las tortugas suelen comerlas en su hábitat natural, como pueden ser el Jacinto de agua, la lechuga de agua o la lenteja de agua.

Otro complemento efectivo es CALCIREP DE ABENE, mineral con vitaminas D3, A, E, B1, B6 y B12, y no contiene fósforo. Puedes espolvorearlo sobre la fruta, verduras o alimento vivo en cada alimentación de una a tres veces por semana.

Alojamiento
Acuaterrario Son tortugas que requieren de un acuaterrario, estanque o acuario para tortugas, el cual debemos colocar en un lugar seguro, firme y sin ruidos fuertes o bruscos que puedan perturbar a nuestra tortuga.

Dicho acuaterrario deberá constar de dos zonas claras :

Zona Acuática : Es donde pasará mayormente nuestra tortuga, por lo tanto debe ser la más importante y lo más grande posible en el acuario o acuaterrario.

Zona Seca : La zona seca, será el lugar donde las tortugas puedan ir a tomar el sol para calentarse y recibir los rayos ultravioletas. Deberá haber una RAMPA también para que la tortuga acceda a esta zona desde la zona de agua.

En referencia al agua del acuaterrario debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

Cambiar de agua y limpieza. Las tortugas ensucian mucho el agua debido a que producen muchos desechos, y por lo tanto es fundamental limpiar con frecuencia o renovar con agua limpia la pecera o acuaterrario. Si disponemos de un flitro en el acuaterrario, no será necesario cambiar el agua tan frecuentemente pero aun así será necesario cambiar el agua. También hay productos que eliminan el mar olor, y mantienen el agua limpia y fresca, pero en principio no son necesarios, si hacemos un mantenimiento adecuado, así que serían más un complemento.

Eliminar el cloro del agua. En muchos países el agua de grifo contiene cloro por lo cual es imprescindible dejar descansar o reposar el agua al menos 24 horas antes de introducirla en el acuaterrario y a la tortuga dentro , o utilizar algún producto para eliminar el cloro, ya que éste puede dañar a nuestra tortuga sobre todo a los ojos. (Hay personas que no le dan mayor importancia ya que el cloro se evapora y las tortugas pueden tolerarlo 24 horas con sus dobles párpados, pero sí es algo que les daña y molesta, y es por eso que Si recomendamos eliminar )

Iluminación: Normalmente, las tortugas irán a la zona seca a tomar el sol. Como es lógico, La luz natural, es la mejor iluminación , y lo ideal sería una exposición diaria de al menos unas 2 horas a 3 horas. La luz ultravioleta (UV) es sumamente importante ya que es necesaria para que sintenticen la vitamina D3, que es necesaria para general el calcio. Ya que las tortugas son básicamente hueso y caparazón el espectro lumínico (UV-A, UV-B y UV-C), es fundamental para prevenir enfermedades y mal formación. Hay tubos fluorescentes o lámparas especiales para esto, y deberíamos conseguir una lámpara UV-B necesaria para nuestra tortuga (normalmente 5.0)

Junto a la lámpara o bombilla UV-B necesitaríamos también una bombilla de calor sobre la zona seca (estilo spot) para proporcionar calor a nuestra tortuga (con una de 40w alcanza ) y que ésta salga o suba a la zona seca a "asolearse" . No nos confundamos, ésta es una bombilla o lámpara común que proporcione calor y debemos colocar a unos 30 cms de la zona seca.

Temperatura: Las tortugas de agua suelen tolerar, o mejor dicho le suelen gustar temperaturas entre los 20º y los 30º, pero la temperatura idónea del agua sería entre 25 y 28 ºC. La temperatura ambiental o del aire sería un par de grados superior a la del agua, pero es importante que las tortugas nos sufran cambios bruscos o extremos de temperatura ya que podrían resfriarse. Si la temperatura baja de los 20º o 15º dependiendo de la especie, lo mas probable es que la tortuga empiece a aletargarse ( disminuye su actividad, come menos, duerme más) y con temperaturas menores de 10º o 5º (dependiendo de la especie) empiezan a hibernar. Es conveniente que la tortuga tampoco se encuentre o sufra corrientes de aire fuertes ya que pueden resfriarse o sufrir problemas respiratorios, e incluso neumonía.

La temperatura ambiental óptima estaría entre los 25 y 26 ºC y si además ponemos un calentador en el agua del acuaterrario u estanque nos aseguramos una temperatura estable de aguas tropicales durante todo el año.

Enfermedades
Podríamos decir, que las enfermedades o las afecciones más comunes que suelen atacar a nuestras tortugas son casi siempre derivadas de los mismos factores, como una mala alimentación, una mala o insuficiente iluminación, deficiente o mala calidad del agua en la que se encuentra nuestra tortuga o factores medioambientales como temperatura extremadamente baja o corrientes de aire.

Es por esto que es importante mantener a nuestra tortuga con una dieta sana, y en unas condiciones apropiadas para que tenga una vida digna, feliz y saludable.

Algunas de las afecciones que nos podremos encontrar son:

Caparazón blando o reblandecimiento del mismo: Normalmente se da por una falta de calcio, y la causa probablemente sea una dieta mala o deficiente, además de la falta de un mínimo de luz solar, que hace que no sintetice bien la vitamina D, necesaria para para la producción del calcio y la buena formación ósea y del caparazón. Es por eso que es necesario exponer a la tortuga a un mínimo de un par de horas de luz solares (con acceso a sombra)además de una DIETA correcta y balanceada.

Como tratamiento primario podemos colocar un complemento de calcio en el acuaterrario, y algunas vitaminas o suplementos en gotas además de lo dicho anteriormente. (Luz y dieta adecuada)

De más está decir que recomendamos siempre, visitar al veterinario exótico o al centro de mascotas de confianza para que nos sugiera y administre el tratamiento idóneo para nuestra tortuga de agua.

Infecciones oculares: Las tortugas son también, muy susceptibles a tener problemas en los ojos.
Puede que notemos que la tortuga tenga los ojos hinchados, o inflamados, no los abra o tenga los párpados pegados. Si es así es que probablemente tenga una infección ocular debido al mal mantenimiento del agua o alguna enfermedad de los ojos causada por deficiencia de vitamina A en la dieta.

El tratamiento para éstos casos suele ser limpiar los ojos de la tortuga con una solución de agua destilada con ácido bórico al 3% o con suero fisiológico, o comprar unas gotas especiales oculares para tortugas de agua. Deberemos aplicar las gotas 2 veces al día durante 5 días o una semana. Deberemos también subir un poco la temperatura del agua y mantenerla limpia y en buenas condiciones de filtrado. Recordamos también la importancia de una dieta equilibrada.

Problemas respiratorios: Son otro problema relativamente común ya que las tortugas son muy sensibles a enfermedades respiratorias causadas por cambios fuertes temperatura, corrientes de aire y una dieta deficiente.

Los síntomas incluyen secreción nasal, mucosidad o burbujas en la nariz, no cierra totalmente la boca y se aletarga o no quiere comer, e incluso puede que floten o naden de lado ( esto es debido a que uno de los pulmones esta encharcado) Si es así, lo más importante es aumentarle un poco la temperatura del agua a unos 28-30 grados y dejarla tranquila, separada eso sí del resto de tortugas si las tuviéramos. Recomendamos también la importancia de llevarla a un veterinario y que el especialista nos guíe en el tratamiento.

Las tortugas con enfermedades deben mantenerse separadas de las otras. Si su condición no mejora dentro de 5 días llévela a un especialista.

Hongos: Los hongos pueden aparecer como un pelillo o recubrimiento en el caparazón, manchas blancas, grises o protuberancias. Normalmente ésto ser da por bacterias o falta de limpieza del agua, y falta de filtrado, o temperaturas bajas en el acuaterrario.

En tortugas de caparazón blando, los hongos en el caparazón se pueden tratar primero secando la piel con un papel absorbente y pintando con una solución de yodo al 5%, o o una solución Acriflavina dejándola secar antes de volver la tortuga al agua. Se debe repetir el tratamiento en forma diaria y es necesario tener agua muy limpia y luz solar para facilitar la curación.

En las Trachemys podríamos cepillarle el caparazón con iodopovidona oral rebajado, o sumergirle el plastrón en Clorhexidina, (que no ingiera el producto) dejarle secar por 20 min o 30 min y volver al agua. Recomendamos en todo caso consultar el veterinario o experto dependiendo del caso.

– Otitis : Se dan en forma de bultos, ( muchas veces bilaterales) o tejidos hinchados en el área del cuello de nuestra tortuga. En éstos casos además de aislarla, recomendamos llevarla al veterinario especialista para que de el tratamiento idóneo a nuestra tortuga, y el cual normalmente al presentarse en forma de abscesos que deben extraerse quirúrgicamente.

Nuevamente, el estado de nuestro acuaterrario es fundamental para que la proliferación bacteriana no perjudique a nuestras tortugas. También puede producirse por lesiones o traumatismos en los tímpanos y cuando no por una mala dieta, que cause carencia de vitamina A.

Trastornos estomacales : Normalmente cuando hablamos de trastornos estomacales, hablamos de diarrea y de estreñimiento.

El estreñimiento suele darse por una dieta deficiente en vitaminas, sobre todo por falta de fibra y muchas veces cuando el acuaterrario es demasiado pequeño para nuestras tortugas. Un método para aliviar o recuperar a nuestra tortuga, será remojarla en un baño durante media hora. (Deberemos pasar la tortuga de una temperatura baja a el baño de unos 30 grados )

También podemos probar con diente de león, pero si vemos que no mejora deberemos llevarla al veterinario y que nos indique el tratamiento a seguir.

La diarrea suele producirse, cuando no, por una dieta deficiente, un exceso de frutas en la dieta, por infecciones por parásitos intestinales o alimentos en mal estado.

Para mejorar, el agua debe estar siempre limpia, y no permitir que los alimentos fermenten, además de darle una dieta rica en fibra y alimentos pocos hidratados. Como es de esperar, hay que separar a los ejemplares enfermos si es que tenemos a varios ejemplares en el mismo estanque o terrarrio.

Generalidades
Las tortugas son unos reptiles del orden de los testudines, también denominado Chelonia (quelonios); su nota más peculiar es tener el cuerpo envuelto en un caparazón.

Tienen un periodo determinado de hibernación. Son ovíparos, es decir, se reproducen por huevos, Existen diferentes variedades, las cuales se han ido adaptando a su hábitat particular, así tenemos tortugas de tierra, de mar, de agua dulce, incluso semiacuáticas, estas últimas poseen, dependiendo del género a que pertenece, membranas o, en su caso, aletas que le habilitan para nadar.

Como ocurre con el resto de mascotas, las tortugas de agua domésticas requieren un cuidado cercano y específico de la especie, pese a que no demuestre un nivel de socialización como el que se puede tener con gatos o perros.

Made on
Tilda